Posts Tagged ‘miedo

18
May
08

reedactora fantastica

aqui les pongo un relato escrito por amaiur que escribe muy buenas historias hay me quede todo gallina Owó

jajja hay les va n___n:

TEN CUIDADO CON LO QUE DESEAS

LOS EXTRATERRESTRES NO EXISTEN

Jack Scott, a sus 30 años recién cumplidos había sido elegido por la NASA como único pasajero capad de viajar a Marte. Había estudiado la carrera de astronauta, la de matemáticas, y la de química y hablaba Ingles, Español, Chino y Frances perfectamente. En su vida había sacado algo que no fuese matricula de honor y su nombre constaba en el libro de los récords por varios experimentos.
Como os podéis hacer a la idea, no había tenido tiempo ni para amigos, ni para fiestas y menos para novias, pero no le importaba, porque estaba seguro de que allí donde iba, encontraría algo histórico y nunca visto, que lo llenaría mucho mas que cualquier otro tipo de experiencia. Pero estaba equivocado.

La misión Mars I fue un fracaso, ya que, después de tantos años esperanzados en que encontrarían algún resquicio de vida, no fue así.Había pasado una semana desde que Jack volvió de la misión y aunque dentro de tres horas tuviese que hablar delante de los medios de comunicación, se encontraba tumbado en el sofá de su casa, bebiendo una cerveza, de las 10 que ya se había tomado, y con cara de fracaso matrimonial. Pero lo que Jack sentía era más doloroso que un fracaso matrimonial, era un dolor insoportable.

“Toda mi vida preparándome para afirmar que hay vida en Marte y para que?”, se repetía en voz alta.El teléfono sonó varias veces, hasta que cansado del ruido, alargo la mano y lo descolgó sin abrir la boca.”Jack, deja lo que estés haciendo y ven pitando aquí. Tienes que dar la cara ante los medios de comunicación. Vamossss, será sencillo!!….Nos vemos”. Era Ashley, su secretaria y su salvación durante la última semana. Si no fuese por ella, seguiría tumbado en ese sofá por el resto de sus días. Hizo un amago de levantarse pero cayó de nuevo sobre el sofá. Tenía dos horas para estar en los estudios.

Ashley vestía un riguroso y elegante vestido negro, que marcaba ligeramente su delgada figura. Su cabello largo y cobrizo estaba recogido en una perfecta cola de caballo y sus labios estaban pintados de rojo pasión. Hasta entonces no se había fijado en lo bella que era, aunque sabia que las 10 cervezas que se había bebido también ayudaban a potenciar todo lo hermoso y no tan hermoso.Jack se tambaleaba ligeramente pero su esfuerzo por parecer sobrio y su colonia de 200 dólares ayudaban a disimularlo. Ashley se le acerco y le susurro al oído;”¿Esta preparado?”.Jack la miro fijamente y afirmo con rotundidad.

Allí se encontraban, había decenas, todos con cara de querer la mejor noticia, la mas morbosa y la que les permitiría ascender en sus puestos. Jack sentía pena por aquellas personas, ya que al igual que el, se iban a llevar una gran decepción, auque posiblemente les duraría un par de horas. No como a Jack, el tendría que vivir el resto de la vida con aquello, con el fracaso de no encontrar vida en Marte.3….2….1….en antena!!”

“Buenas noches a todos…y a tod…as. Os agradezco a todos que hayáis venido.Me imagino que lo que esperabais antes de escucharme, es que os contase que existe vida en Marte…que hay vida inteligente y que estamos ante el mayor descubrimiento de nuestra vida.Pues siento comunicaros que no, que allí no hay nada, que después de 30 años de preparación, lo único que puedo deciros es que la presión atmosférica varia considerablemente con la altitud y que la composición de Marte es de dióxido de carbono, nitrógeno, argon, oxigeno molecular, monóxido de carbono y vapor de agua. Así que señores, pueden volver a casa con sus familias, hijos y parejas, puesto que a día de hoy eso es lo único que realmente existe.”

Ashley lo miraba desde una esquina desafiante, intentando parar aquello que se iba a convertir en catástrofe.
Jack se miro las palmas de las manos, ya que notaba que le sudaban exageradamente. Lo que no sabía es que se iba a llevar un susto de muerte. En cada una de las palmas había un ojo. Los dos ojos miraban a Jack sin pestañear, con un color nunca antes visto en el planeta Tierra. Se rasco los ojos, ante la perpleja mirada de los periodistas y volvió a mirarse las palmas de la mano. Allí seguían los ojos, mirándolo fijamente. Se empezó a marear y lo siguiente que vio fue el suelo.

HAY QUE AFRONTAR LA VERDAD

Eran las 3:00 de la madrugada cuando Jack abrió los ojos. Seguía mareado y confuso con lo que había ocurrido. Miro alrededor. Estaba en su casa. En su cama. Se incorporo lentamente y vio una nota en la mesilla, se acerco a leerla.

”Jack, eres un buen astronauta y persona, deja de beber y busca un buen especialista. Llámame. Un beso, Ashley”.Estaba empezando a sentir mas que aprecio por Ashley, ya que nunca se había sentido tan cuidado por nadie y esa sensación le gustaba. Pero empezaba a recobrar la lucidez y empezó a recordar. Acto seguido se miro las palmas de la mano…y no vio nada en su piel. Suspiro y prometió dejar de beber.Se ducho, comió algo y volvió a la cama. Prefirió no encender la TV para no ver su lamentable escena, así que apago la luz e intento descansar.5:00 de la mañana. Unos pequeños ruidos despiertan a Jack. Enciende la luz y mira hacia los lados para averiguar el origen. Son como pequeños pestañeos, que únicamente podrían escucharse encontrándose en silencio total.Las piernas le empezaron a temblar, el calor invadía su cuerpo y el miedo lo estaba ahogando. Poco a poco estiro las manos y empezó a darles la vuelta.


”Nooooooooooooooooooooooooooo
”, grito.Los ojos estaban allí, instalados en sus palmas, pero esta vez se trataban de 4 ojos, que lo miraban con una mirada imperturbable. Se empezó a pegar, a tirarse por el suelo, metió las manos en agua y ante la desesperación de tener aquello en sus manos se puso a llorar. No sabia que hacer, quería quitarse aquellas manos de el y no sabia como. Los ojos solo se cerraban cuando intentaba quitarlos de sus palmas.

“Vamos a ver, esto no esta pasando, estoy trastornado y necesito ayuda. Voy a llamar a Ashley…Donde esta el teléfono? Maldita sea, aquí, venga…..8……y 4….., coje el teléfono…venga…Ashley??Soy yo, Jack. Necesito verte, necesito ayuda, tengo unos ojos en las palmas de las manos y no puedo deshacerme de ellos…ayúdame por favor”.

“Jack ,por favor, son las 5:30 de la mañana. El alcohol y el medicamento que te dio el Dr Joan te debe estar haciendo efecto. Necesitas descanso y reposo. De todas maneras, a las 10 te mandare al Dr Loan. Vamos, descansa”

Ashley colgó el teléfono y Jack se puso a gritar. Empezó a romper todo lo que pillaba a su paso y golpeo el teléfono contra el televisor. Odiaba a Ashley, y odiaba que no le creyese. Quería que aquellos maquiavélicos ojos desapareciesen de sus palmas. De pronto escucho un ruido del la habitación estudio. Era el ordenador. La impresora había impreso una hoja, sin ni siquiera estar encendida. Aquello era un sueño, no había forma alguna de que aquello estuviese pasando. Pero la hoja contenía un mensaje.
“Nosotros salimos de Marte contigo ,te observamos, somos parte de ti, somos tu”.

No podía creer que después de 30 años se empezara arrepentir de haber sido astronauta, de haber ido a Marte y de haber deseado que hubiese vida. Solo deseaba que todo aquello desapareciese. Pero no lo hacían, los ojos seguían mirándolo. Las lágrimas le caían por los ojos y su cara presentaba pánico y tristeza.Se dio cuenta de que aquello no se iba a ir, entonces empezó a pensar en tomar medidas. Se froto las palmas con estropajos, hasta el punto de que sus manos chorreaban sangre pero los ojos seguían intactos. Intento vendarlas, pero la venda acababa rota, dejando a su paso los ojos.

Nada podía parar aquello.

9:00 de la mañana. La tercera botella de Whiskey estaba por la mitad, con un Jack desolado sentado a su lado. La cojia una y otra vez, para darle un gran trago y volver a llorar. Llevaba una media hora dándole vueltas. “Lo voy hacer, es la solución, es lo único que puede acabar con esto…y sino…”.
Se acerco a la chimenea, pero no sin antes haberse caído 3 o 4 veces al suelo. El fuego estaba encendido, y el lo suficientemente borracho y decidido como para atreverse. Sin pensarlo mas, estiro sus palmas y las coloco en el fuego, mirando fijamente que es lo que ocurría. No podía parar de gritar, las manos le ardían pero el no quería pararlo, quería acabar con aquellas cosas.
Sus manos empezaron a oscurecerse, mientras unos pequeños y chirriantes gritos salían de ellas. Estaba acabando con ellas!. No pudo aguantar mas el dolor y fue corriendo a la cocina a empapárselas. Era demasiado tarde, su manos presentaban quemaduras irreparables, se veían negras e intuia que perdería sus manos. Pero lo único que le importaba, además del terrible dolor que estaba soportando, eran los ojos, quería con todas sus fuerzas que desapareciesen de sus palmas. Miro y no estaban allí. Lloro de alegría y de dolor. Nunca antes había experimentado esos dos sentimientos a la vez.”Malditos cabrones, quedaros en vuestro planeta”.
Al de poco, volvió a marearse y cayó al suelo.

COMO SUPERARLO

Jack abrió los ojos y lo primero que vio fue a Ashley, acompañada de una enfermera un tanto mayor. Las dos lo miraban con cara de lastima y preocupación. Ashley le pidió que los dejara solos.

“Hola Jack…..que tal….que tal te encuentras?.Esto…yo, siento haberte colgado, tenia que haber ido a tu casa. Menos mal que el doctor te encontró en casa vivo .Los médicos dicen que ha sido un milagro, y que te pondrás bien, pero tus manos…tendrán que hacerte implantes de piel. Solo necesitas un poco de ayuda psico…de expertos”.

Jack sabia que todo lo ocurrido había sido cierto, pero no estaba dispuesto a discutirlo, si querían que fuese a terapia, iría. Solo le importaba que aquellas cosas hubiesen desaparecido de sus manos. Quería olvidar su misión frustrada, quería olvidarse de Marte y centrarse en vivir una vida como cualquier humano.

“Ashley, quiero que sepas que me gustas y mucho, y me gustaría salir contigo, si tu quieres…cuando todo esto pase quiero decir…”.
No podía creer lo que había dicho pero le daba igual, y lo arreglo con una pequeña sonrisa. Ashley se ruborizo y miro hacia otro lado, afirmando ligeramente. Hace años que estaba loca por sus huesos y aunque no esperaba que aquello ocurriese en ese preciso momento, su cara rebosaba de felicidad.

Una semana después, le dieron el alta, no sin antes haberse mirado las palmas de las manos 4000 veces.Aquel día era especial. Volvía a casa y por la noche, iba a cenar con Ashley en su casa. Se puso su delantal y empezó a cocinar. Era una de las primeras veces que se ponía a cocinar, ya que siempre le daban todo hecho y se estaba divirtiendo. Miro los vinos de reserva que tenia en su pequeña bodega y saco el mejor. Por fin las cosas marchaban bien y se sentía pletórico. Faltaba poco para que llegase Ashley y al pensarlo, se derramo un poco de vino sobre la camisa. Tampoco le importo. Subió arriba y abrió su enorme armario.

“¿La camisa negra o la azul?”,
pensó.
Finalmente escogió la negra. Siempre le había gustado, le parecía elegante.La dejo sobre la cama y se empezó a quitar la puesta. Cuando termino, se miro en el espejo y la cara le cambio totalmente. Su boca se abrió de manera imposible y sus ojos expresaban terror, mientras que su cuerpo estaba a punto de derrumbarse sobre el suelo. Su cuerpo…su cuerpo….su torso estaba lleno de ojos, de la misma forma y tamaño que los de las manos.

Al día siguiente todos los periódicos daban la misma noticia;

“El primer astronauta que fue enviado a Marte, el joven Jack Scott, fue encontrado sin vida ayer por la noche. Se encerro en su habitación y se prendio fuego. La secretaria, que se dirigia hacia el domicilio del joven,  llamo a los bomberos al ver  el fuego. Esta encontro un mensaje suyo en el movil;-Es verdad, existe vida en Marte-.Escabroso y alucinante sin duda alguna. Otro caso mas, de un joven brillante que pierde la cabeza. Ahora, dejamos la ficción para las novelas y pasamos al tiempo que va hacer el fin de semana.”

hay les va la pagina/http://estosolomepasaami.hazblog.com

03
Oct
07

frase del miedo

” el miedo:

el miedo es como un pez dorado si lo alimentas mucho engorda tanto que cuando lo quieres tirar por el escusado se sale el agua del escusado”

frase dicha y creada (con todos los derechos reservados xD)por MOVV